El Gobierno ucraniano declaró este martes (27.04.2021) persona non grata al cónsul ruso en Odesa, a orillas del mar Negro, después de que Moscú decidiera el lunes expulsar a un empleado de la Embajada de Ucrania en Rusia, informó el Ministerio de Exteriores. Según la agencia Ria, la Embajada rusa en Kiev no ha recibido todavía notificación alguna sobre la expulsión.

Kiev trasladó a Rusia su enérgica protesta por esta medida anunciada la víspera, señaló en un comunicado el departamento que dirige Dmitro Kuleba. El Gobierno ucraniano considera este paso dado por Rusia una "continuación de la campaña contra Ucrania lanzada por la Federación Rusa y otra manifestación de acciones hostiles contra empleados de las misiones diplomáticas" del país.

"En respuesta, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Ucrania declara al cónsul del Consulado General de la Federación de Rusia en Odesa una persona indeseable para permanecer en el territorio de Ucrania, el cual debe abandonar antes del 1 de mayo".

El Gobierno ucraniano advirtió de que, "si Rusia continúa provocando los empleados de las misiones diplomáticas de Ucrania en Rusia, nos reservamos el derecho de tomar nuevas medidas en respuesta". Rusia expulsó recientemente al cónsul ucraniano en San Petersburgo, Alexandr Sosoniuk, al que Moscú acusa de haber recibido información clasificada de un ciudadano ruso.

En respuesta, Ucrania expulsó el pasado día 19 a un diplomático ruso, lo que Moscú consideró inadecuado al tratarse de diferentes niveles de expulsión entre un Consulado y una Embajada. Por ello, este lunes decidió declarar persona non grata a un empleado de la Embajada ucraniana en Rusia. (efe/ria)


больше @ dw.com